«Gatorade College Cup representa mucho para mi futuro» [Entrevista]

Conoce como Gatorade College Cup les ha cambiado la vida a tres estudiantes atletas que participaron en la edición de 2018. Ellos viajarán a Estados Unidos para estudiar y seguir jugando fútbol. Los tres jóvenes poseen el sueño de poder llegar a disputar la Major League Soccer (MLS).


Nombre: Gesler Joya.

Edad: 19 años.

Institución: Colegio Highlands.

Irá a estudiar Business a Principia College, con proyección a sacar un a maestría en economía.

¿Que significa Gatorade College Cup?
Una gran oportunidad, porque si no fuera por el torneo nunca hubiera existido la posibilidad de irme a estudiar afuera por el fútbol. Es un gran momento y una gran posibilidad para poder seguir tus sueños, porque sí ayuda un montón.

¿Cuáles eran tus expectativas de Gatorade College Cup?
Al principio, simplemente competir con los demás colegio. En El Salvador los torneos son pocos. Empezó como una simple oportunidad de poder jugar contra los demás, seguir jugando con tus amigos, pero a medida iba avanzando nos íbamos dando cuenta que era una puerta que se abría para una experiencia mucho más grande. Y es lo que estoy viviendo ahorita.

¿Cómo fue tu experiencia en Gatorade College Cup?
En una simple palabra: odisea. Para el primer torneo yo había dejado de jugar fútbol y vi que varios de mis amigos cercanos los llamaron para el campamento. Yo tuve el pensamiento de: “porque ellos van y yo no”. En el segundo torneo le empecé a meter más ganas jugando más tiempo. Ya pude rendir bien y fui seleccionado para el campamento. A la mitad del segundo torneo, tuve un problema en la espalda. Fue un retraso porque ya no podía terminar todos los partidos. Yo tenía que jugar solo la mitad del tiempo, porque si no ya no aguantaba. Cuando creí que ya todo estaba bien y me llamaron para el campamento, dos días antes me quebré el dedo, donde me pusieron dos clavos y 15 puntadas. Ya no pude hacer bien el campamento porque andaba con yeso. En ese momento pensé: “¿por qué todo me está saliendo mal?”. De repente, hubo otro campamento donde nos salió esta gran oportunidad a Diego Alas y a mí.

¿Cómo fue el apoyo de tu familia en este tiempo?
Incondicional. Desde pequeños, mi mamá mojándose conmigo en los partidos, llorando conmigo cuando perdíamos, sonriendo conmigo cuando ganábamos. Mi papá cuidándome, preocupándose que yo siempre estuviera al máximo. Mi papá siempre me ha dicho: “uno cosecha lo que siembra”. Ahorita eso se está viviendo al máximo. Que yo pueda lograr esto ahorita es 50% mío y 50% de mis papás, porque nunca lo pude haber hecho sin ellos.


Nombre: Diego Alejandro Alas Corpeño.

Edad: 17 años.

Institución: Colegio Sagrado Corazón.

Terminará su último año de colegio en Principa High School. Luego estudiará Sports management.

¿Que significa Gatorade College Cup?
Para mí todo como comenzó con un torneo, que en realidad, no lo conocía mucho. Ya después, nosotros queríamos inscribirnos como colegio para la segunda edición. Gatorade College Cup representa mucho para mi futuro, porque en realidad no estuviera acá. Me esforcé mucho para obtener esto y para mí es una oportunidad real. Se cumple el lema del torneo.

¿Cuáles eran tus expectativas de Gatorade College Cup?
Nosotros como colegio nunca estuvimos en un torneo así de competitivo. Al principio, fue como metámonos y veamos cómo sale el equipo. Pero en realidad nosotros notamos que más que grupal, es más que todo individual. Yo esperaba resaltar en el equipo y después resaltar en el equipo seleccionado de Gatorade College Cup. Gracias a Dios estoy acá donde estoy.

¿Cómo fue tu experiencia en Gatorade College Cup?
Totalmente increíble. Un montón de emociones encontradas en cada partido. Yo participé en los dos torneos de 2017 y 2018. El campamento de febrero, antes de que comenzara la tercera edición, fue donde comenzó la oportunidad que nos abrió las puertas a mí y a mi familia. Entonces para el torneo de este año ya me comenzaron a decir que me cuidara y que me iban a dar menos tiempo de juego. Yo me acuerdo que me enojaba, pero ahora si estoy agradeciendo lo que pasó.

¿Cómo fue el apoyo de tu familia en este tiempo?
Al 100% por parte de toda mi familia. Yo tuve la oportunidad de jugar Gatorade College Cup con mi hermano. Él estuvo conmigo en el campamento y también la ha salido una oportunidad, pero está en espera de acuerdo total todavía. Con él nos hemos apoyado totalmente en todo y estamos alegres por estas oportunidades que nos está dando Gatorade College Cup. De parte de mis papás, en los partidos se vivía con mucha emoción, mucha angustia, en momentos con mucha felicidad y en otras tristeza. Mis papás siempre me han inculcado eso de nunca rendirme, en seguir adelante por mis sueños y mis metas. Gracias a Dios tengo esta oportunidad y voy por más.


Nombre: Rodrigo José Flores Iraheta.

Edad: 18 años.

Institución: Liceo Salvadoreño.

Estudiará Sports Management en Webber International University. Es el segundo estudiante atleta en esta universidad, después de Fernando Lozano en 2016.

¿Que significa Gatorade College Cup?
Al principio, como todos, no creemos que las oportunidades están presentes. Eso fue lo que comenzó con College Cup en el 2016. Un torneo que invitó a mi colegio, el entrenador nos mencionó de que trataba y todos comenzamos jugando por representar a nuestro colegio. Nadie imaginó que se iba a concretar una oportunidad para irse a estudiar al extranjero. Al final, cada uno se va dando cuenta de las oportunidades que ofrece, que la verdad son bastantes.

¿Cuáles eran tus expectativas de Gatorade College Cup?
En parte de Liceo Salvadoreño, siempre participábamos en los juegos estudiantiles, que jugábamos contra otras instituciones. Cuando nos enteramos de Gatorade College Cup nuestra idea era jugar este torneo para llegar más fuertes a los estudiantiles. No nos imaginamos que iban a llegar este tipo de oportunidades en las cuales habían formas de salir del país para estudiar y cumplir nuestros sueños.

¿Cómo fue tu experiencia en Gatorade College Cup?
Una de las experiencias que no tenemos que dejar pasar son las amistades que se logran hacer dentro de Gatorade College Cup. En mi caso, con Diego Alas no nos agradábamos mucho ni nos conocíamos mucho. Luego que empezamos a jugar y fuimos seleccionados empezamos a compartir cancha, nos comenzamos a llevar súper bien. Creo que lo mismo les pudo haber pasado a otras personas, no solo en mi caso. Otra experiencia que marca bastante es que en mi colegio tenemos un buen cuerpo técnico y creo que lo demuestran llegando a dos finales en dos años consecutivos de categoría sub-19. Eso es parte de mi experiencia en la cual yo puedo decir que a mi colegio yo le he dejado algo bueno. A los menores les he tratado de dejar una buena impresión para que puedan seguir el mismo camino.

¿Cómo fue el apoyo de tu familia en este tiempo?
El apoyo de mis papás ha sido incondicional. En mi caso, yo comencé a jugar fútbol a los 14 años. Practicaba otros deportes y el fútbol no era el primordial. Mi papá me comenzó a incentivar a jugar. Lo que yo siempre tuve en cuenta de mis papás hacia mí era que nunca tomaron que un castigo era quitar el deporte. Mis castigos eran “adiós tele o videojuegos”. Siento que por eso ha sido una de las cosas que yo siempre he persistido con lo del fútbol.

Inicia una conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.