La importancia de fortalecer el ecosistema de la cultura de estudiantes atletas

Por: Diego Henríquez

La semana pasada en la celebración de los juegos CODICADER categoría sub-12 en Costa Rica, se vivieron muchas alegrías en distintos deportes. Como organización comprometida en crear y fortalecer la cultura de estudiantes atletas, dimos seguimiento de cerca a tres equipos que participan en nuestra liga; Itexsal en basketball masculino, Champagnat en basketball femenino y Lamatepec en fútbol masculino.

Los tres equipos mostraron ser muy competitivos a nivel centroamericano en la categoría, todos lograron estar en los primeros 4 lugares. Esto habla muy bien del nivel de competencia que tienen estos colegios, quienes llevan este excelente nivel a College Cup cada fin de semana.

Estos jóvenes, seguirán creciendo con este tipo de competencias tanto a nivel internacional como nivel nacional. Los torneos colegiales del INDES y nuestros hacen que los estudiantes atletas se mantengan compitiendo durante todo el año.

Ahora bien, se empieza a marcar una tendencia en como los colegios están invirtiendo en el deporte, no solo como una actividad extracurricular, sino como una pilar importante dentro lo que ofrece el colegio.

Aquí hay diferentes maneras y modelos, no existe una fórmula mágica. Les comparto, los casos que hemos identificado:

  • Están los colegios que becan a estudiantes por ser sobresalientes deportivamente y durante su estancia en el colegio, no son exigidos académicamente. En este, no se está creando la cultura de estudiantes atletas y se hace un daño al objetivo de crear estudiantes integrales, por un resultado deportivo a corto plazo.
  • Hay colegios que becan a estudiantes también por su rendimiento deportivo, pero sí se les pide requisitos académicos. Aquí la cultura de estudiantes atletas, se está ejerciendo y se cumplirán los objetivos de formación integral, así como los deportivos.
  • Aquí viene, un modelo nuevo. Uno de los tantos “Efectos College Cup”, pero uno muy imporante. El impacto social que hemos creado como organización sobrepasa lo que nos hubieramos imaginado cuando fundamos la empresa. En específico, este efecto, ha creado un modelo en el cual estudiantes atletas se mueven de colegio sin ninguna beca. Sino por la importancia que se le da al deporte; apoyo que reciben, permisos otorgados, flexibilidad de entrega de proyectos cuando tienen torneos internacionales, instalaciones deportivas, perfiles de entrenadores, entre otros. Todo esto, con el fin que los estudiantes atletas puedan acercarse a una oportunidad de beca a través del deporte. Los colegios que se han adelantado a entender la importancia de balancear lo académico con lo deportivo, podrán ver como se incrementa el interés de familias porque sus hijos, ya sea se cambien o se queden en el colegio.

El Colegio Lamatepec, logró por primera vez en su historia, tener un campeonato de CODICADER. Excelente logro y mucho mérito desde su director Daniel Gómez, coordinador de deporte, niños y padres de familia. Este equipo tiene unos excelentes ejemplos de los “Efectos College Cup”.

Primer Efecto – Tres de sus jugadores determinantes, se cambiaron de colegio en el último año. Dentro las razones principales: la importancia que tiene el deporte a la misma altura que la exigencia académica.

Segundo Efecto – Seis de sus jugadores forman parte de la Academia Elite de College Cup. Muchos pueden decir: “varios niños asisten a academias” y tienen razón. Ahora bien, estos seis, a diferencia de los demás, tienen alrededor entre 12 a 20 partidos internacionales, tres a cinco torneos internacionales, partidos en estadios de Europa, han competido contra jugadores élite a nivel mundial en su categoría.  A su corta edad, no les asusta más, pararse en un campo fuera de su país y jugar contra equipos internacionales. Esto incluso les permitió rescindir a la opción de escoger refuerzos de otros colegios.

Edwin Velásquez, jugador de Colegio Lamatepec

Tercer Efecto – Los padres de familia empiezan a conocer más sobre lo que sus hijos necesitan para ser formados a nivel élite, tanto en lo deportivo como en lo académico. Tener a 11 jóvenes becados, nos ha permitido poder tener cada más credenciales, para informar y educar a colegios, padres y estudiantes atletas sobre lo que se necesita para cambiar sus vidas a través de becas por medio del deporte.

Cuarto Efecto – El colegio está fortaleciendo su equilibrio de planificación entre lo académico y deportivo. La importancia de contratar buenos perfiles de entrenadores, manejar la presión de los padres de familia (a veces con fundamentos y otras con muy pocos) y ocupar el deporte como motivación para mejorar en lo académico.

Renato Martínez, jugador de Colegio Lamatepec

Estos ejemplos, nos motivan a seguir fortaleciendo nuestra visión, que el impacto College Cup siga teniendo estos efectos en más colegios y más deportes. Sabemos del talento que hemos tenido, que hay y que habrá, pero es importante que las condiciones entre colegios, padres de familia y jóvenes se den, para lograr año tras año que la cultura de estudiantes atletas haga una mejor sociedad.

Un comentario

Únete a la Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.